ÚLTIMAS NOTICIAS

Se derrumba Peña con nueva investigación de Ayotzinapa



Ayer el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) le asestó un duro golpe a la administración del presidente Enrique Peña. Según su investigación,la calcinación de los 43 normalistas de Ayotzinapa en el basurero de Cocula, Guerrero, no ocurrió de la forma como lo narraron los presuntos responsables y como lo estableció el peritaje de la Procuraduría General de la República (PGR).

Apenas la semana pasada el presidente Enrique Peña Nieto hacía un balance de su administración ofreciendo un "Decálogo para Fortalecer el Estado de Derecho", es decir, mejorar la seguridad.

El ofrecimiento fue impulsado por medios de comunicación nacionales en todo el país. La intención de la dirección de Comunicación de Presidencia fue la de impulsar este tema como el principal del informe.

Cuando apenas estaba penetrando en la ciudadanía esta estrategia, el GIEI revivió la crisis más dura de sexenio: la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa el 26 y 27 de septiembre de 2014.

Excélsior informó que Carlos Beristaín, uno de los integrantes del Grupo, indicó que la conclusión es que la presunta quema de normalistas, de haber ocurrido en el basurero de Cocula, fue en otras condiciones.

“Hay enormes contradicciones entre el peritaje y las versiones dadas por los inculpados, el grupo considera que no hay evidencia que apunte a la hipótesis general que esos 43 cuerpos fueron quemados allá.

“No decimos que no se haya podido dar, pero sí decimos que ese evento así tal y como ha sido descrito, no pasó y toda evidencia recolectada por la PGR y el equipo argentino, sus diligencias muestran que se han dado fuegos de pequeñas dimensiones y temporalidad indefinida”, explicó Beristaín.

Las conclusiones de este grupo fue que para quemar 43 cuerpos era necesario una gran cantidad de material combustible, lo que hubiera provocado un incendio forestal en la zona, que no se registró, y quemaduras a las personas que atizaban el fuego.

En el caso de 43 cuerpos, la carga de combustible de madera es de 30,100 kilogramos de neumático de 13,330 kilos y la duración de consumo sería 60 horas, agregaron según la nota del Periódico de la vida nacional.

Resalta lo anterior debido a que ya durante la polémica desatada por el caso, físicos de la Universidad Nacional Autónoma de México habían demostrado que era imposible alcanzar el grado de calcinación de los huesos humanos solo con los elementos combustibles que poseían los criminales.

Las conclusiones a las que llegó el GIEI representan un maremoto sobre la administración de Enrique Peña en un tema que ya se creía superado. En medios de comunicación afines a Presidencia se ha insistido constantemente en que el tema fue superado, pero ahora revivirá la denuncia ciudadana sobre este polémico caso.

Hay una especie de retroceso para el Gobierno Federal. Hoy, lunes, la PGR ordenó hacer un nuevo peritaje en Cocutla. Arely Gómez, titular de la dependencia, informó que la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) será el área encargada del caso.

Con esta decisión, la misma situación que enfrentó el exprocurador Jesús Murillo Karam será ahora afrontada por la procuradora Gómez. En aquel largo proceso de señalamientos mediáticos, entrevistas y comparecencias, el hidalguense desgastó aún más la dañada imagen de Peña Nieto. El infame #YaMeCanse fue pronunciado por Murillo Karam en la parte más dura del caso: la presentación de la investigación de la PGR que hoy es desmentida por la ciencia.

¿Sobrevivirá Arely Gómez a estas investigaciones? ¿Enfrentará el caso sin decir ese famoso estribillo? ¿Se cansará o no?


No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.